Perspectivas Sistémicas
LA NUEVA COMUNICACION

Artículos "on line"

Presentación del libro
"Errores sexuales del cuerpo y síndromes relacionados.
Una guía para el asesoramiento de niños, adolescentes y sus familias",
de John Money

(145 páginas, Editorial Biblos, Buenos Aires)
Julio de 2002. Hospital Durand .

Traducción y presentación Lic. Isabel Boschi

"Agradezco al jefe del Área Programática del Hospital Durand, Dr. Héctor Pettinicchio; a la Dra. María Angélica Lamas, de Docencia e Investigación y a la Licenciada Zulma Núñez de Cevidanes, Directora del curso: Salud Sexual en la Actualidad. A John Money, el autor del libro porque confió en que yo podía reflejar su pensamiento a través de la traducción Agradezco a Louis Gooren, endocrinólogo de la Universidad de Amsterdam, quien le sugirió a Money que yo tradujera este libro. Al editor, que pese a las crudas ilustraciones del libro, la primera vez que tuvo el texto inglés en sus manos, las miró de soslayo por respeto al almuerzo que compartía con otro editor, y aceptó correr la aventura de publicar un libro semejante en su Editorial, una de las mejores del país. Money me comunicó su admiración por la calidad de la publicación, la seriedad de la empresa y la prontitud con que la obra fue publicada, pese a que mi gerenciamiento se inició en abril del 2001 y culminó hoy con el retrato no autorizado de John Money y sus amigos junto a los guerreros de madera maoríes, que acompañan sus días en su hogar de Baltimore, y que, a su deceso, habitarán el Museo de su ciudad de adopción.

Agradezco a AFGAGMAS, institución consagrada a los estudios de género, que subsidió la publicación del libro en castellano. Último en la lista pero primero en mi corazón, agradezco al amado compañero de más de la mitad de mi vida, Pilo Boschi, que con su mente cibernetista y apasionada, me alentó a realizar la traducción, cuando me atemorizaba transmitir el pensamiento del genio de la Sexología del siglo XX .

Y agradezco a todos los amigos de antes, de ahora y de siempre que con su presencia "deconstruyen" mi inseguridad. Esta reunión también es un pretexto para juntarnos en la pasión por conocer más sobre la sexualidad humana, para que reforcemos las redes creativas que derriban la prohibición de la educación sexual, y, para que en épocas de crudo materialismo y pobreza extrema, implementemos nuevos planes que continúen nuestra tarea profesional al servicio de la gente.

Ningún lugar mejor para alentar este propósito que el Hospital Durand prestigioso por sus tareas docentes, asistenciales y de investigación en sexualidad. Agradezco a esta maravillosa compatriota que es Zulma Núñez, cuya frase favorita es "Trato de ser útil para los demás". Es un lujo oírla y ver cómo la lleva a la práctica.

¿Quién es Money en el mundo de la sexología?. John Money, neocelandés, graduado de psicólogo en USA, vivió desde su juventud en ese país. Su primera investigación se ocupó de los conceptos de rol e identidad de género en niños hermafroditas que llegaban al hospital John Hopkins, donde trabajaba con el equipo del Dr. Wilkins. Colaboró en fundar y trabajó en la Clínica de Identidad de Género, del John Hopkins Hospital, donde se operaron numerosos transexuales dolientes de un mal que en muchos casos no se cura con la terapia: el dolor por el rechazo social de su transgenerismo. Algunos de ese grupo eran operados para la reasignación de sexo. Esto incrementó el rechazo hacia la personalidad de Money, tan sobrio, justo y veraz que tiene una estela de enemigos paralela a la de admiradores de su vasta obra: casi cuarenta libros y centenares de artículos.

Los latinoamericanos podemos dar cuenta de su generosidad intelectual, ya que posee una paciencia infinita para explicar los temas más difíciles de la sexualidad humana a periodistas ignorantes de la cuestión y a alumnos con formación deficitaria en la materia. Envió durante muchos años, sus artículos a todas las revistas latinoamericanas de sexología. Nos hemos carteado durante años.

Money es implacable con los sexófobos que quieren imponer creencias como si fueran verdades universales.

Sus conceptos originales fueron los de Mapas del amor, modelos mentales para el erotismo que se inician tempranamente y se conservan toda la vida, con ligeras variantes ("Sexualidad, construcción y herencia, entrevista a J. Money por I. Boschi, Perspectivas Sistémicas nº 40, 1996). Trabajó con el concepto de Rol/ identidad de género: concepto que abarca el sentimiento de ser varón, mujer o ambiguo desde la expresión social de conductas consideradas masculinas y femeninas y, por otra parte, el aspecto subjetivo de ser varón o mujer. Precisamente un concepto ahora muy difundido pero nada sencillo es que lo que se muestra como perteneciente al género masculino o femenino puede ser una concesión a la sociedad, pero que no es el sentimiento de ser varón o de ser mujer de esa persona. Una transexual de varón a mujer, debe ir a trabajar con ropas de varón, pero en su casa se pone ropas femeninas, y se identifica plenamente con la mujer que siente adentro de sí.

Money es amigo personal de Jane Campion, la directora neocelandesa, apareció en un corto de ella. También frecuentó la literatura de la genial Katherine Mansfield, coterránea suya. Se formó antropológicamente con Margaret Mead, de quien también fue amigo personal. De allí que haya superado su mirada etnocéntrica por otra que tiene en cuenta las etnias, y universos tan dispares como las parafilias, llamadas por el psicoanálisis y la ley "perversiones". Ese es un universo en el que él se siente cómodo. Como en otra etnia. Es consecuente con su lealtad. Acompaña a sus pacientes , al decir de otro gran sexólogo de origen argentino, Raúl Schiavi, "hasta que la muerte los separe". Tuve oportunidad de hablar con uno de esos pacientes en la visita que le hice a John en Baltimore. El individuo sólo admitía consultas teléfonicas. Tenía fantasías de matar a las mujeres, nunca llevadas a cabo y de asfixiofilia con medias de nylon. Se ocultaba en una parte de USA y Money era la contención para su control psíquico. Money me presentó por teléfono y le preguntó si quería hablar conmigo. Aceptó y me contó cuánto significaba para él la ayuda de Money, porque no lo desahuciaba, sino que procuraba entender su sufrimiento y que lo ayudaba para que prosiguiera trabajando y siendo útil para sí mismo. Fue muy impresionante.

Otro de los temas que Money abordó es la Educación Sexual Infantil, y pidió comprensión, permiso y tolerancia para los juegos de ensayo-error infantiles, con su carácter exploratorio, que son precursores de una buena sexualidad futura. Por lo contrario, nos enseña que la vandalización de sus intereses sexuales y de sus mapas del amor, por castigo a la curiosidad sexual infantil, por abuso sexual o por represión de la información sexual a los niños , genera parafilias en la vida sexual adulta.

En el campo de la pediatría tuvo el coraje, hoy muy discutido, de proponer la reasignación de sexo a los niños con genitales malformados, atento a la brutal discriminación infantil , de la niñez y de la adolescencia. Los niños del jardín de infantes, cuando ven a otro circunciso, le llaman "pito cortado" como cuentan las profesoras del Platerillo y de otros jardines de los que soy asesora y lo burlan ante los demás. Ni que hablar de la vergüenza o el ocultamiento de los niños con micropene. El tema del hermafroditismo, para las últimas décadas del 60 , o de ablación de pene por causas accidentales, derivó en concilios familiares, médicos y profesionales además de autoridades comunitarias que decidían si reasignar o no a un niño al otro sexo. Hoy es tan fácil criticar este criterio como cuando el general evalúa los pronósticos, el día después de la batalla.

Pero por los años 70 el sexo era un tópico candente y silenciado, más que en la actualidad. Money tuvo el coraje del precursor que está solo. Es fácil la crítica y difícil la acción.

Tan vasta es su obra, tan grande su cultura, que leerlo es aprehender todos los conceptos sexológicos del siglo XX.

Money cumplió 82 años el 8 de julio. Tiene algunas dificultades en su visión ocular derecha y en el habla. Teme un incipiente Parkinson. Ama a Latinoamérica. Lo he visto junto con un pastor , R. Lawrence, dar alimento con toda dulzura a los niños pobres de los barrios populares de Caracas. No siempre le fue bien con su generosidad. A sus seguidores latinoamericanos nos contó un cuento de navidad, en el que dio regalos en monedas a chicos del barrio negro donde él vive. Giró para asegurarse que ninguno quedara sin regalo. Uno de ellos lo empujó. Al rato recobró el conocimiento. Estaba tirado sobre la nieve, golpeado y sin su billetera. Sacó en conclusión: "Ninguna buena acción quedará sin castigo". Pese a esa dura filosofía de vida, sigue apostando a servir a la humanidad. Cuando ya podría estar disfrutando de su vejez, sigue trabajando para becas y promoviendo la difusión de sus obras.

Este libro es parte de esa inquietud. Difundirlo en Latinoamérica, cuando de sus casi cuarenta libros sólo dos fueron traducidos al castellano, es un verdadero desafío. Y por último, la propuesta a mi traducción es producto del afecto recíproco. Mi aceptación y audacia es el resultado de años de estudio de la obra de Money y de la admiración que tengo por este científico tan sobrio, tan British, tan hosco y humanista al mismo tiempo.

ACTUALIDAD DEL HUMANISMO CIENTIFICO

¿Qué vigencia tiene en la actualidad esta obra de John Money?

En la primera parte del libro, quienes no pertenecemos al mundo médico, nos esforzaremos por aprender sobre las alteraciones genéticas y hormonales que determinan algunas alteraciones en los genitales externos o internos en niños y adolescentes. También informa sobre la pubertad precoz. Sobre alteraciones funcionales. Sobre identificaciones de género o preferencias sexuales que requieren respeto, comprensión y orientación en sus primeras manifestaciones. Existen también, capítulos del libro que informan a todos los que desconocen los códigos del mundo psicológico, sobre los procesos afectivos de los niños con estas circunstancias.

Sugiere pautas para la orientación para niños en la Educación Sexual y para adolescentes en su iniciación sexual responsable. Estos son compromisos que debemos asumir los adultos para que los niños no experimenten traumas innecesarios , por ejemplo, ante una situación de testículos no descendidos, de operación por lo mismo, por fimosis y por otras intervenciones médicas que no sabrán explicar a sus compañeros y amigos. Money sugiere cómo encararlo y a veces hasta les presta las palabras.

En 1997, durante el Congreso Mundial de Sexología de Valencia, terminó con una frase que desarrolló como lema toda su vida: "Nuestra humanidad fracasará si no tiene en cuenta la salud sexual de sus niños y adolescentes."

Su aporte personal es este libro que en su versión castellana hace la felicidad de sus seguidores y nos une en un objetivo común: ayudar a nuestras generaciones jóvenes a vivir mejor la sexualidad de lo que la vivimos nosotros mismos.

 

La Lic. Boschi es una reconocida sexóloga argentina, especialista en el tratamiento de parafilias. Ha publicado varios artículos sobre este y otros temas de sexualidad en Perspectivas Sistémicas.

Volver a indice de articulos en linea